River fue más eficaz que el “Lobo” de Diego

Gimnasia volvió a caer en el “Bosque” platense, esta vez ante River por 2 a 0. La contundencia marcó la diferencia entre ambos.

Los primeros veinte minutos fueron parejos, hasta que Scocco recibió en tres cuartos, la paró de taco, giró y la puso en cortada para la entrada del colombiano Carrascal, que definió al segundo palo de Arias a los 22′.

A los 24′, Brian Alemán centró al corazón del área y un rebote habilitó a Tijanovich, que no pudo sortear a Bologna quien respondió con los pies, en la primera clara para Gimnasia. Dos minutos después, Guanini cabeceó por sobre el ángulo derecho un córner de Alemán. El local no era más pero buscaba descontar.

En casi 38′, otro centro desde la izquierda de Alemán encontró la cabeza de Tijanovich, que no le entró bien y el balón se fue a dos metros del palo izquierdo, mientras Bologna la acompañaba.

En el cierre del primer tiempo (41′), Melluso ejecutó una falta y otra vez Guanini ganó en lo más alto, para que Bologna se luciera abajo de su palo derecho en la más clara del “Lobo”.

A los 15′ del complemento Gimnasia comenzó a probar de media distancia. Primero fue Alemán, desviado sobre la derecha y luego Ayala (21′), donde respondió muy bien Bologna sobre su izquierda al córner. En la misma jugada, Ayala centró y nuevamente Guanini perdió otra posibilidad en lo alto.

A los 28′, Scocco recibió sobre la derecha, aguantó, tocó para la entrada de Álvarez que le entró mordido, y un rebote en un defensor de Gimnasia, habilitó a Scocco que fusiló a Arias sobre el palo derecho y puso el definitivo 2 a 0.

El equipo de Diego, herido de muerte se perdió durante los últimos minutos, donde River pudo haber estirado la diferencia. Ya en el descuento, otro centro de Ayala desde la derecha encontró a Paradella solo ante Bologna, luego de un rebote en Pinola, que convirtió al arquero de River en una de las figuras del partido.

La calidad técnica y la eficacia fueron los puntales de la victoria del “Millo”, con actuaciones sobresalientes de Bologna (no jugaba hace dos años), Scocco y Julián Álvarez. Gimnasia deberá mejorar y no perder la calma. Acumula siete derrotas al hilo, las tres últimas con Maradona en el banco y con un promedio que preocupa.

Resumen.