Argentina alcanzó a despertarse en Dortmund

En el estadio Signal-Iduma-Park de Dortmund, la Selección Argentina empató con Alemania 2 a 2. Sobre el final el equipo de Lionel Scaloni pudo llevarse la victoria.

El inicio del juego fue parejo hasta el primer gol de Alemania a los 15′ , tras una buena jugada de Klostermann por banda derecha y una sutileza de Gnabry, anticipando a la defensa albiceleste y superar a Marchesín. Todos los problemas argentinos vinieron sobre el lateral izquierdo.

Argentina entró en una laguna de la que no pudo reponerse y llegó el segundo, luego de una pérdida de Marcos Rojo en campo alemán. La velocidad y la presición germana habilitó a Gnabry, quien la cruzó al punto del penal para que Havertz rematase a gusto a los 21′ y pusiera el 2-0.

La segunda etapa tuvo otra entrega del equipo argentino, presionando, con un juego más colectivo, un medio campo que ya no era una pasarela y siendo protagonista. A los 65′, Alario recibió un centro de Acuña sobre la izquierda que colocó sobre el palo derecho de Ter Stegen, decretando el 2-1.

Los teutones ya no presionaban ni atacaban como en la primera etapa. El seleccionado nacional siguió insistiendo y otra vez Alario casi logra el empate.

El largo bache germano provocó algunas indecisiones en el fondo que Argentina no pudo concretar. Finalmente, Ocampos recibió de Alario, tras una patriada en diagonal de exRiver, e igualó el partido a los 85′.

Argentina pudo haberlo ganado en el cierre pero dejó una imagen positiva, que contrastó con la que dejó en la primera mitad. Alario, que ingresó en los últimos 30 minutos, fue la figura. Buenos rendimientos de Acuña y Ocampos.

Resumen.